Entrenamos y supervisamos para vender mejor

 
 
 
Fondo copy.jpg

¿POR QUÉ FUERZA DE VENTAS?

Sus clientes no quieren sentirse invisibles

¿Cuántas veces entramos a un comercio u oficina y nos sentimos invisibles? Nadie nos atiende, nadie nos saluda. Alguien se acerca y nos dice “Cualquier cosita a las órdenes”. Esta debe ser la frase más usada y repetida por los vendedores. Y lo único que logra es ahuyentar al que la recibe. La primera interacción de un cliente con su empresa puede ser la única oportunidad que tenga para generar una buena impresión. ¿Cómo deberíamos recibir a quien ingresa? ¿Cómo podemos ser naturales y creativos en este primer contacto? ¿Cómo descubrimos necesidades ocultas?

 

 

 

Fondo-2.jpg

Vender es un acto artístico

Porque cada situación es única. Cada vez que entra un cliente se prenden las luces y comienza una función diferente. Vender no se trata de seguir reglas y manuales, sino de provocar un efecto positivo sobre los demás. Nos volvemos extraordinarios cuando hacemos algo más que lo que esperan de nosotros. Para lograr esto hay que apuntar a la excelencia. Es necesario enfrentarse a vender muchas veces, en diferentes circunstancias y con distintas audiencias. Ser competentes no es la meta a alcanzar sino el camino para llegar.

 

 

 

Fondo-2.jpg

Vender implica obtener resultados

Un vendedor profesional debe ser eficiente. Debe lograr resultados para todas las partes; para el cliente, la empresa y para el mismo. No alcanza con simpatía y buena presencia. El vendedor debe estar seguro de sí mismo y orgulloso de la tarea que realiza. Y lograr un verdadero impacto sobre otros resulta ser la forma más simple. Así se consiguen resultados.

 

 

 

Fondo copy.jpg

Es mejor aprender de cerca

El arte de la venta es fundamentalmente práctico y pasional. Esto depende en gran medida de motivaciones intrínsecas de cada uno. Y la mejor manera de aprenderlo y entrenarlo es en el “terreno”. Por eso la mayor parte de nuestro entrenamiento sucede en su local, oficina o recepción. Es trabajando directamente sobre situaciones reales donde se pueden generar verdaderos cambios. Además y atendiendo a las particularidades de cada empresa, podremos dictar seminarios, sesiones de role-play y otros recursos didácticos que refuerzen el aprendizaje.